Cómo cortar la pollina en casa

, escrito por Estilove @estilove_


La decisión de cortarte una pollina generalmente implica mucha reflexión. Y más si decides hacerlo en casa. Es por eso que nuestro consejo es que solo recurras a esto para mantener tu flequillo en vez de gastar un viaje a la peluquería, ahorrándote tiempo y dinero. Si quieres hacerte una pollina por primera vez, lo mejor es que vayas al estilista para que lo haga [a menos que seas extremadamente valiente, en ese caso nos quitamos el sombrero].

Lo primero que debes saber es que no es recomendable usar una tijera de cocina o de oficina. Opta por una tijera más suave antes de comenzar.

1.-  No cortes la pollina con el cabello mojado. Ya te hemos hablado de las razones por las cuales debes cortarte el cabello en seco, pero en esta ocasión es extremadamente importante. Sécalo y/o planchalo hasta que esté liso para saber el largo real de tu pollina y no llevarte sorpresas luego.

2.- (Si te atreviste a cortarla por primera vez) Elige si quieres un flequillo grueso o delgado. Generalmente no es recomendable cortar más cabello del que cabe entre tus dedos índice y medio. Siempre puedes regresar y cortar más, pero comienza con algo manejable.

3.- Toma la sección de la pollina y tírala hacia adelante. Sujeta entre los dedos índice y medio a la altura de la frente dónde quieres que termine el flequillo. Mantenla firme pero no apretada, para saber exactamente dónde caera naturalmente.

4.- Agarra la tijera verticalmente y haz pequeños cortes hacia arriba entre el cabello que tienes entre los dedos. Corta un centímetro o más abajo de lo que realmente quieres para no cometer erroes, ya que siempre puedes cortar más si lo necesitas. Es mejor comenzar por el medio para empatar los lados más fácil. Si quieres una pollina gruesa y contundente corta horizontalmente, siempre dejando esos centímetros extra.

5.- Suelta la pollina y sácudela. Evalúa si quieres cortar más o añadir más capas y repite el proceso. Eso si, aléjate antes de cortar demasiado.