Cómo llevar el look sin maquillaje con maquillaje

, escrito por Estilove @estilove_

Foto vía: makeup.allwomenstalk.com

 

Llevar la cara lavada no es una realidad fácil para muchas y sin duda alguna, ¿qué mejor técnica que vernos lo más natural posible con maquillaje? Lee esta guía que conseguimos en makeupallwomenstalk.com para lograr este look y aplicarlo en esas ocasiones en las que no amerite un maquillaje muy elaborado.

 

– El primer paso para lograr esta apariencia es comenzar con la cara limpia y fresca. Puedes aplicar un exfoliador suave y un humectante libre de aceite antes de aplicarte cualquier otro producto de maquillaje.

 

– Una base gruesa y mate no es ideal para lograr este look porque el objetivo es verte como si no estuvieras maquillada y jugar con tus rasgos naturales. En vez de base de maquillaje intenta utilizar una “CC cream” (crema correctora de color) especial para darle la humedad y la cobertura a la piel que necesita. Para evitar que la piel se vea grasosa durante el día, aplícate un poco de polvo suelto para sellar el producto. También puedes sustituir la “CC cream” por un polvo mineral y obtener una cobertura más natural.

 

– Un bronzer puede usarse todo el año porque ayuda a que tu complexión se vea más viva. Aplica un poco en los huesos de tus mejillas, en la nariz y en el tope de la frente. Evita aquellos que sean muy naranja o muy brillantes y opta por uno que sea dos tonos más oscuro que el tono de tu piel.

 

– Dale a tus cejas el cuidado necesario para que le aporten un buen marco a este look sin maquillaje. En vez de pintártelas con un lápiz o sombra de cejas, utiliza un gel transparente y peínalas con un cepillo para cejas hasta que estén exactamente como tu quieres que estén.

 

– Una sombra color nude en los ojos quedará perfecta sin hacerte ver maquillada. Escoge colores que sean bronceados o champaña y aplícalos justo debajo del hueso de la ceja.

 

– Unas pestañas largas avivarán el rostro y llevarán toda la atención a tus ojos, así que solo tendrás que colocarte un poco de rímel arriba y abajo sin recargarte las pestañas del producto.

 

– Pellízcate un momento las mejillas y observa con detalle el color que le das. Este es tu blush natural y lo que tienes que hacer es tratar de imitarlo. La mejor opción para hacerlo es con un rubor en crema porque se ven más naturales que aquellos que son de polvo. Aplícalo con tus dedos dando movimientos circulares y estarás lista.