La aventura de escoger el tinte de pelo

, escrito por Estilove @estilove_

A las mujeres nos encanta reinventarnos de todas las maneras posibles -gracias a Madonna que abandera esta idea-. Una de ellas es cambiando nuestro tono de pelo para así sentirnos diferentes sin dejar de ser nosotras mismas.

Sin embargo el tema de los tintes no es tan sencillo y si pretendemos hacerlo nosotras mismas en casa podemos equivocarnos. Aquí te damos algunos consejos para acompañarte en esta aventura:

– Lo primero es saber que el color de tinte que ves en la caja no es el mismo que obtendrás en tu pelo. El color que te quedará depende de tu color natural. Por ello no te dejes llevar por el resultado que tenga alguna amiga tuya con un determinado número de tinte pues a ti probablemente no te quede igual.

– Una recomendación que sale en casi todas las cajas de tinte bastante útil es probar con un mechón para ver qué tal te queda y así evitar sorpresas desagradables.

– Evitar cambios demasiado drásticos. Es decir, si tienes el pelo negro y quieres cambiar a rubia platinada lo más recomendable es que vayas a una peluquería y no te apliques un tinte casero. Esto es porque en esos casos cuando la diferencia es tan grande se debe decolorar primero el pelo para luego aplicarle el tinte del color que desees y esto sólo lo puede lograr un profesional.

– En estos casos de cambiar de un tono muy oscuro a uno muy claro lo más probable es que te agarren tono naranja o cobre, el cual a la mayoría no se le ven muy bien que digamos, porque lucen como un intento fallido. El mejor consejo que podemos darte es que si te ocurre esto vayas de inmediato a un salón de belleza.

– Si solo cambias dos tonos de tu color natural es decir de café oscuro a café claro dorado generalmente el color te quedara bien.

En definitiva entre más cambies el color de tu cabello más riesgos estás tomando y más recomendable es ir a un salón. Pero si quieres insistir y hacerlo en casa lo mejor es que cambies paulatinamente, es decir, primero cambia solo dos tonos y si te agrada el tono continúas con el siguiente hasta que llegues al color deseado.

Ahora, también es necesario que tomes en cuenta cuando vayas con un experto tu tipo de piel para escoger el tipo de tinte que le pidas que te aplique.

 

 Aquí algunos consejos para cada tipo de tinte según tu piel:

CASTAÑO

Este color es muy versátil, funciona para todos los tonos de piel y cuenta con una gran gama de tintes para el cabello. Cómo elegir el tono de castaño:

Piel clara: si tu piel es clara con tonos rosados el color de tintes para el cabello castaño debe ser un tono cenizo profundo. Si tiene tonos amarillos, elige un castaño dorado o miel.
Piel morena: sea clara o media puedes usar tintes para el cabello en tonos marrón con destellos dorados, caramelo o canela. Si es más oscura utiliza tonos casi negros.

Brillo: Al usar tintes para el cabello en castaño es vital mantenerlo brillante como espejo, emplea tratamientos nutritivos para el cabello y despúntalo cada 6 meses.

RUBIO

Si piensas teñirte con tintes para el cabello en tonos rubios, debes considerar que es un tono que no funciona en todos los casos. Cómo elegir el tono de rubio ideal:

Reflejos: si tu cabello es café oscuro o negro, es difícil que los tintes para el cabello rubio luzcan naturales. Es mejor hacerte reflejos dorados o color miel, para aclarar tu cabello y darle vida.
Piel clara: con matices en rosa puedes elegir tintes para el cabello rubios más cenizos, claro o champagne platinado. Si tienes matices olivo, pueden ser rubios dorados o miel.

Hidratación: al usar los tintes para el cabello rubios, debes mantener tu pelo hidratado tras su decoloración.

Cuidados: puedes usar shampoos con extracto de violeta una vez por semana y protegerlo del sol. Los tintes para el cabello rubios deben retocarse con frecuencia.

PELIRROJO

Usar tintes para el cabello en tonos rojo es muy sexy y atrevido. Si no sabes como elegir el correcto intenta emplear el más adecuado para tu piel.

Piel clara:
si eres muy blanca puedes usar tintes para el cabello en color rojo suave o cálido, para no verte deslavada.
Piel morena: si eres morena clara es recomendable elegir tintes para el cabello en tonos caoba o castaño-rojizo para resaltar tus ojos. Si eres de tez olivo o morena más oscura, puedes optar por los tintes para el cabello en tonos vino o borgoña.

Cuidados: los tintes para el cabello rojos pierden intensidad con cada lavada, por lo que es mejor hacerlo cada tres días. El sol también afecta estos tintes para el cabello, así que puedes usar protectores solares para pelo.

Con info de http://mipagina.1001consejos.com