Moschino: el desfile más comentado de Milán Fashion Week

, escrito por Estilove @estilove_

Foto: Fashionista

Probablemente el desfile de Moschino era uno de los más esperados de la la Semana de la Moda de Milán. Jeremy Scott, su nuevo director creativo, presentaba su primera colección para la firma, y el mundo de la Moda tenía grandes espectativas debido a la estética posmoderna y urbana del diseñador estadounidense.

En resumen, Scott presentó un banquete de cultura de masas donde marcas como McDonald’s fueron reinterpretadas en un estilo juguetón y algo subersivo. La M de los arcos dorados tomó la famosa forma de corazón de Moschino y en la pasarela aparecieron modelos luciendo un clásico traje tipo Chanel en rojo y amarillo, así como carteras en forma de Cajita Feliz y vasos de refresco.

También se vieron vestidos de gala con telas de chocolate Hershey’s, cotufas de microondas y la cerveza Budweiser. Bob Esponja tuvo una sección especial con suéteres y pantalones del reconocido personaje animado. El homenaje a la trayectoria de la casa fundada por Franco Moschino no se hizo esperar bajo la forma de cuero negro ajustado y el logo en las hebillas.

Las críticas a la propuesta de Jeremy Scott han estado divididas. Por una parte, están los que les parece una apuesta inteligente y llena de irreverencia, características que le hacían falta a esta marca dormida desde hace años. Por otra, están los que le pareció que exageró y que era una colección para las masas, con tendencias que llevan en la calle un rato.

Aún así, recordemos que lo  mismo se dijo un momento de Hedi Slimane en Saint Laurent y ahora todo el mundo lo ama. A nosotros nos pareció divertido, pero sí, la cultura de masas ya no sorprende a nadie.

Imágenes: Style.com