Normcore: el nuevo término del diccionario de la moda

, escrito por Stefania Straga @stef_sp

Quién hubiera pensado que el año 2014 la moda vería nacer un nuevo paradigma. Hasta este momento puede que muchos creyéramos que se trataba de una lucha constante por destacarse y ser diferentes usando prendas cada una más exuberante que la anterior. Qué curioso que ahora la perspectiva esta yendo justo en el sentido contrario.

Recientemente la revista New York publicó un artículo donde explicaba el nuevo término en auge en la Gran Manzana, normcore, un look donde lo esencial es pasar desapercibido y mezclarse entre la multitud. Piezas que en algún momento recibieron nuestro rechazo por ser nulas forman parte de su estética: zapatos de goma blancos, sudaderas, chaquetas impermeables, jeans de tiro alto o mom jeans, medias blancas gruesas… mientras más MEH, mejor. Juega con la moda de los 90, personajes como Jerry Seinfeld, mezclado con patineteros desarreglados, una década donde muchos de los nuevos editores crecieron y donde están muchas de sus referencias.

Normcore-trend-Jerry-Seinfeld-fashion-inspiration

El colectivo de cazadores de tendencias K-Hole se atribuye la invención de la palabra para definir esta actitud donde la ironía es que “ser parte de lo normal y mundano es la nueva forma de ser cool“. “No se trata de sacrificar tu individualidad en el nombre de la masa”, explica uno de los miembros del colectivo, Emily Segal, sino de “verlo como una oportunidad de conectarse con el otro, en vez de una evidencia de que tu propia identidad se ha perdido”.

Puede sonar un poco jalado por los cabellos en un principio, pero quizás es la tendencia que más tiene sentido: gracias a las redes sociales ya el mundo de la moda no es de unos pocos (en el sentido del acceso a la información, sobre todo), y el interés estaría en ser la antítesis de una Anna Dello Russo o una Chiara Ferragni, cuyos outfits recién salidos de la pasarela son un grito para los no entendidos.

Por supuesto, ya han surgido numerosas críticas a esta nueva tendencia por considerarla una nueva cara para la misma élite, así como interrogantes de si será un movimiento con fuerza más allá de una dos o tres temporadas. Habrá que esperar si los cuellos de tortuga y los zapatos blancos sobreviven el toque mágico de la industria de masas. Mientras tanto, aprenderemos a diferenciar a los profesionales de la moda por algo más que por sus ropas. 

normcore